Seguimos con la serie de clases de revelado RAW, en esta ocasión lo haremos con Lightroom. Ya sabéis, esta serie van a ser 10 clases de revelado, la primera la hicimos con Capture One, hoy le toca el turno a Lightroom, pero vendrán muchas más.

Estas clases no son un curso, básicamente es partir de una imagen y os enseño qué haría, como la revelaría yo, creo que es una buena forma de aprender.

Comentar, que si no os queréis perder las próximas clases, recordad suscribiros al canal de Youtube donde las vamos colgando todas, de esta manera estaréis informados cada vez que suba un vídeo, y es un buen canal para aprender fotografía.

Corrigiendo las líneas con Lightroom

Vamos a partir de una fotografía que realicé sujetando el smartphone con una mano y la cámara con la otra para tomar la fotografía. No está perfectamente alineado, si os fijáis en la foto original (imagen de arriba) las líneas del smartphone quedan deformadas. Esto ocurre por estar muy cerca del smartphone y disparando con gran angular.

Dentro del módulo Revelar de Lightroom, en el apartado “Transformar”, encontraremos una herramienta que nos servirá para corregir este problema. Lo haremos usando las guías, trazando dos horizontales que seguirán el perfil del smartphone, una por arriba y otra por abajo. Y seguidamente haremos lo mismo con líneas verticales para los laterales del teléfono.

Ya tenemos la corrección aplicada. Los edificios de atrás quedan caídos, pero no me importa, lo que creo importante destacar en esta imagen es el smartphone. Además, esos edificios quedan fuera de la profundidad de campo, por lo que no van a destacar demasiado.

Esta herramienta de Lightroom es súper útil para poner recta cualquier forma arquitectónica, pero debéis pensar en tener suficiente espacio en la imagen para ajustar, pues al aplicarla se va a perder algo de imagen. Así que si en la toma ya veis que usaréis esta herramienta, abrir un poco el ángulo para dejar margen suficiente.

Recortando una imagen con Lightroom

Ahora voy a hacer un recorte para centrar el smartphone en la imagen. Así que seleccionaremos la herramienta de recorte en las herramientas de arriba del panel de revelado, arrastraremos para mantener la proporción y buscaremos hasta que el smartphone quede en el centro.

Edición básica con Lightroom

En el panel de “Básico” voy a poner un “Automático”, a ver qué efecto nos produce. Esta opción era algo que en versiones previas de Lightroom era impensable usar, pero con las últimas actualizaciones se ha mejorado muchísimo, de modo que puede ser un muy buen punto de partida para una edición. Incluso, en según qué casos, puede ser que el resultado ofrecido ya nos sea interesante sin tener que tocar nada más.

En este caso nos ha subido casi un punto la exposición, ha bajado las altas luces, consiguiendo ver mejor detalle en la zona de cielo, nos sube las sombras que teníamos muy oscuras, y nos da mayor intensidad a la imagen. No está nada mal el resultado con un simple click.

Haciendo un viñeteado con Lightroom

Lo que me interesa es centrar la atención en la zona del smartphone, así que lo que voy a hacer es buscar un viñeteado para oscurecer la parte del fondo.

En el apartado de efectos, tenemos la opción de “Viñetas posteriores al recorte”. Con el estilo de “Prioridad a la iluminación”, podemos reducir la cantidad hacia la izquierda, de modo que oscurecemos las esquinas. Si lo hiciéramos al revés se aclararían. Con esto ya conseguimos centrar aún más la vista en el centro de la imagen:

Textura y claridad en Lightroom

En las últimas versiones tenemos la nueva opción de “Textura”. Esto ya os lo explicamos cuando Adobe lo implementó en Lightrom. De todos modos, es interesante que lo probáis, en claridad se acentúa una especia de máscara de enfoque, en textura es similar pero mas suave y normalmente lo notaremos más en tonos de piel.

Para esta imagen, voy a fijar la claridad a +25 para conseguir este resultado:

Ajustando perfiles de color en Lightroom

En la parte superior tenemos los perfiles de color, por defecto estamos trabajando con los perfiles de adobe, los propios que utilizan para interpretar el RAW. Pero si clicamos en el desplegable de la derecha podemos entrar en los de cámara. Los veremos como “coincidencia de cámara”. En función de cada marca de cámara que tengáis tendréis unos perfiles u otros. Como estoy utilizando una Fujifilm me aparecen los mismos que tiene la propia cámara cuando se dispara en JPG.

Me gusta el perfil Classic Chrome que le da un toque muy urbano, así que de esta manera le ha añadido también un toque a la imagen a través del perfil.

Pinceles de ajuste en Lightroom

Como le hemos dado un poco de claridad, en la mano queda demasiado marcada, así que me interesaría suavizarla para que no tome tanto protagonismo.

Para ello vamos a usar el pincel de ajuste, con todo a cero, voy a bajarle la claridad. Veréis que el pincel tiene dos redonditas, la de dentro pinta al 100%, y la de fuera es un degradado. Esto lo podéis ajustar en la parte inferior, ajustando el tamaño del pincel y el tamaño del desvanecer. El flujo está pensado especialmente si trabajamos con tableta tipo Wacom y podemos ejercer presión. La máscara automática nos debería ayudar a reconocer la zona que pintamos, para no sobrepasarnos en los rebordes.

Empezamos a pintar…. si no se ve claramente dónde estamos pintando, podemos clickar la letra “o” y se verá exactamente la máscara de la zona que estamos pintando. Si nos pasamos de la zona a pintar, podemos apretar la tecla Alt para conseguir un pincel que borra por donde pasemos.

Resumen de acciones aplicadas en Lightroom

Ya habéis visto, hemos corregido la forma del smartphone para que sea lo más correcta posible. Hemos he hecho un ajuste con un simple click automático. Hemos añadido un poco de viñeteado para centrar la atención. Hemos recortado la imagen para que quede centrado. También hemos suavizado la mano con pinceles. Y hemos aplicado un pefil, en este caso Classic Chrome.

Y este es el resultado final:

Recordad, que si queréis aprender a usar a fondo este software de edición, tenemos el curso de Lightroom que realizamos online, de modo que te puedes apuntar desde cualquier parte del mundo. 5 semanas, un tema cada semana y nuestro total soporte y tutorización a lo largo del curso.