Os quiero enseñar una técnica que os permitirá simular que tenéis una llama de fuego en la mano. El propósito de este mini tutorial no es más que animaros a tomar la cámara y practicar, porque es una de las mejores formas de aprender fotografía, tal y como ya saben nuestros alumnos de nuestros cursos de fotografía.

La captura

Para hacer esta técnica vamos a necesitar dos fotos. Una de la persona con la mano abierta, en mi caso he realizado un autorretrato, a tener en cuenta que la foto debe facilitar poder colocar esa llama encima de la mano a posterior. Tener en cuenta que la llama de fuego será clara, con lo cual, si tenéis un fondo oscuro habrá más contraste y veréis con más facilidad esa llama.

La segunda foto será la de la llama. Para realizarla he utilizado controles manuales de la cámara, fijando el ISO nominal, en mi caso ISO 160, un diafragma de ƒ/2,8 y un tiempo de exposición de 1/500. Claro que estos parámetros van a variar en función de la luz que tengáis y la intensidad de la llama.

Para la llama he cogido un papel de cocina, le he colocado un poco de aceite y luego lo he colocado en un lugar que no haya peligro de incendiar nada. Lo he prendido y he dejado que vaya quemando, al estar untado con aceite tenemos bastante tiempo para ir fotografiando. La llama tomará distintas formas que luego podremos seleccionar la foto que mejor convenga y funcione para el la foto final.

Es ideal esperarnos a que el fuego carbonice el papel blanco, de este modo será todo negro, lo que nos vendrá genial para la edición.

La edición la vamos a realizar de dos modos distintos, primero con Photoshop y luego con ON1 Photo RAW.

La edición (en Photoshop)

Con las fotos ya las dos fotos seleccionadas y editadas, abrimos Photoshop y vamos a “Archivo –> Secuencias de comandos –> Cargar archivos en pila…”. Si las hemos editado desde Lightroom, podemos seleccionarlas ahí, y con el botón derecho ir a “Editar en –> Abrir como capas en Photoshop…”.

Con las dos capas montadas, vamos a ajustar la capa de la llama encima del lugar deseado y la ajustamos de tamaño. Para que desaparezca el fondo negro, simplemente, en el modo de fusión de capa seleccionaremos “Trama” o “Color más claro”. Y ya tendremos nuestra flama flotando en la mano.

Ya soló faltará algun detalle, quizás eliminar alguna zona de la llama que se solapa con la mano… eso lo podemos hacer directamente con la goma de borrar de Photoshop o creando una máscara. Y ya tendremos nuestro fuego en la mano.

La edición (en ON1 Photo RAW)

En este caso montaremos las capas directamente en ON1 Photo RAW, del que ya sabéis que tenemos un curso online para conocerlo a fondo. Con las dos fotos seleccionadas, nos vamos a “Layers” (capas) y ya tenemos, al igual que en Photoshop, las dos capas montadas. 

Con la capa de la foto de la llama encima, ajustamos el tamaño y su posición, para que quede encima de la mano. Para eliminar el fondo negro, iremos a la rueda dentada para ajustar el “Blending options” (opciones de fusión), seleccionaremos Lighten, que crea exactamente el mismo resultado conseguido en Photoshop.

Cuando ya tenemos el fuego en la mano, si detectamos algún desperfecto (que el fuego en la mano queda un poco por debajo, por ejemplo) crearemos una máscara en Mask, y eliminamos esa zona que no nos interesa.

El resultado

Y aquí el resultado final, ya tenemos fuego en la mano: