He estado probando un drone submarino, el Gladius Mini de la marca Chasing, ya os lo enseñé en mis stories de Instagram cuando me llegó, pero ahora lo he sumergido para probarlo en su medio.

Al comprar este drone submarino nos llegará una mochila, dentro de la cual tenemos todo lo que necesitamos para grabar debajo el agua.

Por un lado tenemos el submarino Gladius Mini, con sus 3 propulsores para ascender/descender y 2 más para avanzar o retroceder. En su parte delantera, encontramos la cámara que graba 4k y 2 focos led, que podremos activar y graduar a través del control remoto:

En la parte superior del drone submarino conectaremos el cable. Si, este drone submarino usa el cable para poder transmitir la información en directo de lo que está grabando. En este caso el cable es de 100 metros, que precisamente es la profundidad máxima a la que puede descender.

En el otro extremo del cable conectaremos un “hub”, éste estará fuera del agua, y enviará la información al control remoto y nuestro smartphone. El smartphone y el mando se conectan a través de bluetooth.

Tendremos una aplicación en el smartphone muy parecida a la que usan los drones “normales”. A través de los controles podremos hacer que el submarino descienda dentro del agua, suba, gire 360 grados, avance adelante o atrás y también podemos controlar la inclinación.

Después de la primera prueba, si ya has llevado un drone o similar, es muy fácil pilotarlo. Responde a la perfección, lo único que tenemos que tener en cuenta es que dentro del agua, al menos en las circunstancias que yo estaba, en un lugar donde había bastante oleaje, se notaba esa mar de fondo. Con lo cual las mantener el drone submarino estático ha sido algo complicado.

Aún así es un divertimiento, porque realmente responde a la perfección todos los movimientos. Como podéis ver en el vídeo, el agua estaba un poco turbia, y es por esta misma mar de fondo, había
bastante oleaje, y lo que hacía era levantar la arena, arrancar parte de la vegetación de las rocas, y por lo tanto no estaba lo más limpio posible.

Este producto, más que para hobby, responde a ciertos profesionales, también del ámbito audiovisual, que lo pueden necesitar de la misma manera que pueden precisar un drone. O para otro tipo de profesionales, relacionados con la náutica, les pueda servir, por ejemplo, para revisar el casco de un barco grande si hay algún desperfecto, o revisar amarres…

+ información