En el siguiente vídeo os quiero hablar de 5 consejos que debéis tener en cuenta si utilizáis un objetivo gran angular. Como dice la palabra, un gran angular nos da un gran ángulo de visión.

Un zoom gran angular típico en full frame sería un 16-35mm, que equivale en una cámara APS-C a un 10-24mm. Hemos aprovechado que Fujifilm nos ha prestado el 8-16mm ƒ/2,8 para realizar este vídeo:

1. Cuidado con la inclinación de la cámara

Si la cámara y el plano están muy centrados, y no hay ningún tipo de desviación, las líneas verticales se conservarán bastante verticales. En el momento que movemos la cámara, un poco hacia arriba, o un poco hacia abajo, las líneas se empezarán a caer, y perderemos la verticalidad. Cuanto más exagerado es el gran angular más distorsión tenemos.

Así que el primer consejo que debéis tener en cuenta es, idealmente, mantener la cámara totalmente perpendicular al plano vertical, y saber que cualquier movimiento de cámara nos repercutirá en una inclinación de las líneas verticales.

Ejemplo práctico de lo que ocurre al inclinar la cámara:

De la misma manera, cuando un objeto está en el centro de este gran angular lo veremos de una manera, pero cuando el objeto pasa a un lado de la imagen u otro, podéis comprobar cómo cambian totalmente las proporciones, puede quedar muy chato, muy alargado y/o ampliarse. Esto está rompiendo la realidad que vemos con el ojo a simple vista:

2. No hacer retratos con Gran Angular

Lo comentado anteriormente nos lleva a tener en cuenta si lo que vamos a hacer es un retrato. Ffotografiar con una gran angular y acercarnos al sujeto generará una distorsión, una cara huevo que digo yo, y las proporciones de la cara no serán correctas evidentemente.

Esto no significa que no debes hacer nunca un retrato con gran angular, a lo mejor puedes buscar algún tipo de distorsión que sea divertida, pero en general se podría decir que no son los objetivos más indicados para realizar un retrato.

3. Cuidado al usar filtro polarizador

Este tipo de objetivos se utilizan mucho para paisaje, porque nos ofrecen un campo de visión muy amplio. A tener en cuenta cuando uséis un filtro polarizador, ya sabes, ese filtro que se enrosca al objetivo y le damos vueltas para quitar reflejos, buscar un cielo más azul, unas nubes más blancas, una sensación de más saturación, etc. (Acerca de este filtro hablamos ampliamente en el curso de fotografía online Fotoclass 2).

Cuidado al usar este tipo de filtros porque tenemos un ángulo de visión muy amplio. El polarizador se polariza en función al ángulo que tenemos el sol, como tenemos un ángulo tan amplio, en esa misma fotografía, el ángulo respecto al sol en las diferentes zonas de la fotografía es distinto. En resumen, podemos tener un lado polarizado y el otro no. Esto visualmente creará un efecto extraño, así que cuidado.

Si estás con el polarizador y un gran angular y ves que sólo polariza un trozo de la imagen, seguramente ese será el motivo;  a lo mejor es momento de quitar el filtro y no polarizar.

4. Gran angular y profundidad de campo

Cuanto más angular es nuestro objetivo más profundidad de campo tendremos. Para hacerte una idea de la gran cantidad de profundidad de campo que tenemos en un gran angular, vamos a mirar la tabla de profundidad de Photopills:

 

En nuestro caso, tenemos una Fujifilm X-T3, con el objetivo gran angular 8-16mm en posición de 8mm y un sujeto enfocado a 3 metros. Si miramos el dibujo inferior veremos que tendremos enfocado desde 0,82m hasta el infinito. Es decir, tenemos un sujeto muy próximo pero ya tenemos una profundidad de campo inmensa. Si este sujeto, por ejemplo, está a 15 metros, fíjate que poco varían las cosas, pues tendremos enfocado desde 1,05m hasta infinito.

En resumen, con un gran angular o un súper gran angular tenemos muchísima profundidad de campo, por lo que es muy fácil que todo salga enfocado.

5. Con un gran angular todo parece que esté más lejos

Cuando usamos un gran angular hay una exageración de la distancia entre planos. Si a simple vista estás viendo que hay un objeto interesante para nuestra captura, hay que tener en cuenta que cuando utilizas un gran angular ese objeto aparecerá mucho más pequeño y lejano de lo que estás viendo con la vista.

Así que lo que percibimos nosotros con la vista directamente, hay que pensar en lo que ocurrirá cuando estemos utilizando un gran angular, y si esto servirá como imagen o nos quedará tan lejano y pequeño este objeto que no nos servirá.