Te quiero explicar cómo configurar la cámara en modo manual para realizar una fotografía de paisaje. Recuerda que el otro día te explicábamos como hacer lo mismo pero en fotografía de retrato. Recuerda que todo esto, y mucho más, lo explicamos a lo largo de nuestros cursos online de fotografía, ya sea el Fotoclass 1Fotoclass 2 y Fotoclass 3.

EL OBJETIVO

El zoom 16-35mm en full frame o equivalente en sensor APS-C sería un 10-24mm, es uno de los objetivos más utilizados en fotografía de paisaje, puesto que es un gran angular y nos da un campo de visión muy amplio, con el que podemos captar toda la información de la composición que tenemos en un paisaje. Esto no significa que con el típico objetivo de kit 18-55 no se pueda realizar fotografía de  paisajes, ni mucho menos!

Puedes realizar paisajes con cualquier tipo de cámara y objetivo, pero la idea de este artículo es dar algunas recomendaciones a seguir para empezar a utilizar el modo manual y de esta manera aprender fotografía. Pero insisto, ideal un gran angular, ya sea zoom o fijo.

EL DIAFRAGMA

Recuerda, estamos en Manual, esto significa que tenemos que colocar la rueda de modos en la M, y tendremos que seleccionar un diafragma, una sensibilidad y un tiempo de exposición. La cámara la tenemos que configurar totalmente.

Una buena recomendación sería utilizar un diafragma de punto dulce, donde obtendremos la máxima calidad y nitidez de nuestro objetivo.

¿Dónde está el punto dulce? hablando de forma general alrededor de ƒ/8 suele estar el punto dulce. Otra manera de aproximarse a este punto dulce es calcular dos pasos por encima del diafragma máximo. Por ejemplo, si vuestro objetivo el diafragma más abierto es ƒ/2,8 saltamos 1  paso a ƒ/4 y saltamos un segundo paso a ƒ/5,6, así, ese ƒ/5,6 será el punto dulce. Pero insisto, en la gran mayoría de objetivos “básicos” el punto dulce estará en ƒ/8.

LA SENSIBILIDAD

Al igual que hicimos en el retrato, fijaremos la sensibilidad nominal. Suele ser entre 100 y 200 en la mayoría de cámaras, será aquella más baja que podamos fijar sin llegar a forzar. Será aquella sensibilidad en que ña cámara trabajará muy cómoda y tendremos la máxima calidad.

LA VELOCIDAD O TIEMPO DE EXPOSICIÓN

El diafragma hemos dicho ƒ/8, la sensibilidad a la nominal, 100 o 200 ISO (dependiendo de cada cámara), así pues, el tiempo de exposición o velocidad lo fijaremos dependiendo de la escena, de la luz que tengamos en ese momento.

Aunque estemos en manual tenemos la escala EV, la escala de compensar la exposición, donde el cursor se irá moviendo y en función de cómo o qué velocidad vayamos colocando veremos si estamos exponiendo correctamente o no. Recuerda, lo ideal es tener la flecha en medio, pero podemos compensar por arriba o por abajo según deseemos.

Cuando queréis fotografiar un río, una cascada, un salto de agua, etc, un tiempo de exposición un poco más lento permitirá conseguir el efecto seda. Si por configuración de cámara no podemos bajar esa velocidad,  se utilizan filtros ND (neutral density, de densidad neutra) que los colocaremos delante,  y nos van a quitar luz permitiéndonos exponer durante más segundos.

EL ENFOQUE

En un retrato es más obvio donde enfocar, o sea a la persona, pero en un paisaje en el que tenemos muchos elementos ¿dónde enfocar donde lo haremos?  Si estás trabajando con objetivo gran angular, por ejemplo el 10-24mm que os he comentado y a diafragma ƒ/8, tendremos mucha profundidad de campo, así que prácticamente “da igual” donde enfoquemos, pues tendremos todo a foco, lo ideal sería enfocar al primer tercio de la imagen. Aquí también podemos jugar con la hiperfocal, y saber desde dónde hasta dónde podemos conseguir el enfoque. 

LA MEDICIÓN

Aquí es donde normalmente suele ser más problemático, porque en fotografía paisaje es habitual tener imágenes de alto contraste. Esto significa que tenemos un cielo con mucha luz y unas montañas con mucha sombra. Ninguna cámara del mercado lo soluciona de la misma manera que nosotros vemos “en directo” estas situaciones de alto contraste. Esto significa que quemamos las luces o que las sombras son muy oscuras.

Entonces, ¿qué hacemos en estas situaciones? Tirar en raw. Porque tendremos más información y luego podemos procesar la imagen e intentar sacar un poco más de jugo a esta información que ha captado la cámara.

Podemos utilizar filtros, podemos hacer técnica de HDR (varias fotografías para luego juntarlas)… pero en definitiva lo que me gustaría transmitir es que si las luces están quemadas no hay información. Ya puedes tener un RAW o lo que quieras, que cuando pasas al ordenador esas luces no hay información y no sirve para nada.

Con lo cual, un buen consejo para los que estáis empezando: no quemes las luces, asegúrate que las luces están bien expuestas. De esta manera la parte del cielo quedará bien expuesto y luego lo demás quedará muy oscuro, pero lo podremos recuperar en edición.

Si en tu cámara puedes ver el histograma antes de la toma, verás exactamente cómo quedará la imagen, con lo cual puedes regular la velocidad y dejarla en un punto que veas que el histograma no hay altas luces quemadas. En cámaras réflex, normalmente se puede ver el histograma después de la toma, por lo que puedes comprobar la información y repetir la toma si es necesario.

PRACTICA

Lo que debes hacer ahora es salir y practicar, prueba y error, y mirar qué ocurre, esta es la forma de aprender fotografía.

Otra buena forma de aprender fotografía es apuntándote a uno de nuestros cursos de fotografía online: el 11 de febrero empezamos una nueva edición del Fotoclass 1, pero también tenemos el Fotoclass 2 donde trabajamos el modo Manual y el Fotoclass 3 donde vamos un paso más allá.