La profundidad de campo, esa zona enfocada de nuestras imágenes, no sólo depende del diafragma con el que estamos fotografiando, existen otros factores que influyen en ella, como por ejemplo la distancia a la que estemos del sujeto.

En el siguiente vídeo lo veremos más claro:

Como has viso, la profundidad de campo es una distancia dentro de la cual todos los objetos saldrán nítidos y enfocados, mientras que fuera saldrán desenfocados.

El primer parámetro con el que podemos regular la profundidad de campo es el diafragma. Un diafragma de número pequeño (abierto) nos da una profundidad de campo pequeña, en cambio, un diafragma de número grande (cerrado) nos ofrece una profundidad de campo grande.

Para controlar totalmente la profundidad de campo no solo necesitamos controlar el diafragma, sino que a esto le tenemos que añadir el siguiente punto: la focal. Cuando utilizamos un teleobjetivo la profundidad de campo es pequeña, mientras que cuando utilizamos un gran angular maximizamos la profundidad de campo.

Si ya tenemos claro el diafragma y el tipo de objetivo, otro factor que nos influye en la profundidad de campo, que a veces pasa más desapercibido pero es igual de importante, es la distancia a la que estemos del sujeto. Básicamente, cuanto más cerca tenemos el sujeto de la cámara menos profundidad de campo tendremos, a medida que el sujeto que estamos enfocando se va alejando se
ampliará la profundidad de campo. Se entiende que siempre con los mismos parámetros ajustados de focal y diafragma.

En estas tres imágenes siguientes se han usado los mismo parámetros: distancia focal a 55mm y diafragma a ƒ/2,8:

 

Como puedes ver, en la primera foto el sujeto está muy cerca de la cámara, tiene el fondo muy desenfocado. A medida que tenemos el sujeto más alejado empieza a verse el fondo menos desenfocado, aunque lo sigue estando, pero no es tan suavizado. Si miramos la tercera imagen ya vemos como el fondo está casi enfocado del todo… si pusiéramos al sujeto al fondo del campo ya lo veríamos todo enfocado.

Es decir, a unos mismos parámetros que son los habitualmente se nos dice que controlan la profundidad de campo (el diafragma principalmente y la distancia focal), simplemente cambiando la distancia al sujeto, esta profundidad de campo también va cambiando.

En resumen, para hacer un retrato y tener poca profundidad de campo, no sólo basta con un diafragma abierto y usar teleobjetivo, sino que es importante que el sujeto esté cercano.

Otra forma de tener esto un poco más claro es entrando en la web de Photopills, donde encontramos una tabla de profundidad de campo. Podemos seleccionar el modelo de cámara que estamos utilizando, la distancia focal, y calcular la profundidad de campo total, es decir la zona en metros que tendremos enfocada, según cada diafragma.

Todo esto y mucho más te lo explicamos y practicamos en nuestro curso de fotografía online Fotoclass 1.