Noruega tiene una superficie de 385.156 km² y 5.214.890 habitantes, lo que supone una densidad de tan solo 13,54 hab/km² (España por ejemplo está en 92 hab/km²) si estás buscando un destino tranquilo, con paisajes de ensueño, y con recursos fotográficos mires donde mires, Noruega es sin duda tu destino fotográfico.

Es un país fotogénico con dos caras, la invernal y la veraniega. En este artículo os acercaré la Noruega invernal y más concretamente la de su zona norte (distrito Nord-Troms), ubicada dentro del círculo polar ártico, cuya capital es Tromsø (Provincia de Troms).

Como llegar

En avión
El principal aeropuerto de Noruega es el aeropuerto de Oslo, con decenas de vuelos internacionales. Otros aeropuertos internacionales están ubicados más cerca de las ciudades de Bergen, Kristiansand, Moss, Sandefjord, Stavanger, Tromsø y Trondheim.

Yo volé desde Barcelona hasta Tromsø con Norwegian, pero existen otras compañías y combinaciones con las que puedes volar hasta el lugar de partida del viaje.

Ya en ruta hacia Oslo aprovechando el wifi de Norwegian

Una foto publicada por Joan Vendrell (@joanvendrell) el

Otros medios de transporte
Se puede llegar a Noruega es tren. NSB, la empresa de Ferrocarriles Estatales Noruegos. dispone de una amplia red amplia de ferrocarriles que enlaza Noruega con otros países escandinavos y el resto de Europa.

Existe la posibilidad de llegar en coche, aunque si decides viajar desde España sale más a cuenta ir en avión y alquilar un coche allí.

También se puede llegar en barco entre Noruega y Dinamarca, Alemania, Suecia y el Reino Unido. Además, si preferimos viajar en coche podemos transportar nuestro coche en él.

Noruega


Consejos antes de tu viaje

Ten en cuenta que el invierno en Tromsø tiene un promedio de temperatura de –3,5°C. Parece que debería hacer más frío, pero esto se explica por los efectos cálidos de la corriente del Atlántico Norte, una extensión de la corriente del Golfo. Debes tener en cuenta que si te desplazas a otras zonas la temperatura puede bajar bastante, hasta los -20ºC tranquilamente.

Noruega

Por lo tanto, es importante ir bien equipado, prendas térmicas y por capas, que te permitan adecuar tu temperatura con la exterior, y que te permita quitar capas si entras en interiores con temperaturas más elevadas.

Además, como nuestro propósito es un viaje fotográfico, y no queremos ir con las manos en los bolsillos si no agarrando nuestro equipo fotográfico, es muy interesante disponer de unos guantes que te permitan utilizar el equipo sin dificultades. Ten en cuenta que todo lo que sea metal (cámara, objetivos, trípode) estarán muy fríos!

Noruega


Equipo fotográfico

Ya os hablé del equipo fotográfico que utilicé para el viaje que hice en este vídeo. Pero os quiero dar algunos consejos imprescindibles a tener en cuenta para que no os coja desprevenidos a medio viaje.

En el siguiente vídeo el equipo fotográfico que utilizaré en Noruega 😉 #fujixpro2 #activeon #dji https://youtu.be/6NCij60IO28

Una foto publicada por Joan Vendrell (@joanvendrell) el

El frío limita el tiempo de funcionamiento de las baterías, llevar algunas de extra, es totalmente necesario si no quieres perderte opciones fotográficas. Un buen truco es mantenerlas cerca de tu cuerpo, así te aseguras un mejor rendimiento. Para ampliar este tema puedes leerte este post: Proteger tu cámara y objetivos del frío.

Si tu cámara cuenta con sellado contra polvo y agua será un plus, las condiciones climáticas pueden llegar a ser extremas y ese sellado asegura un funcionamiento óptimo.

El trípode es ESENCIAL, sin él olvídate de fotografiar las Auroras Boreales, si te apetece saber cómo fotografiarlas aquí tienes un tutorial:

 

Es importante que tu cámara tenga controles manuales y que te permita controlar el tiempo de exposición y el diafragma, las condiciones de luz pueden ser mínimas, además para fotografiar las Auroras necesitaras utilizar tiempos de exposición de varios segundos.

Un objetivo gran angular (equivalente a 16-35mm) te permitirá fotografiar utilizando un ángulo de visión muy amplio, ideal para el cielo estrellado, las auroras boreales y los paisajes. Un segundo objetivo (equivalente a 24-70mm) te será útil en multitud de ocasiones, convirtiéndose es una especie de objetivo todoterreno capaz de casi todo y finalmente un equivalente a (70-200mm) te servirá para fotografiar montañas y objetos lejanos.

NOTA: En mi viaje utilicé exclusivamente los objetivos 16-35mm y el 70-200mm

Un filtro UV de protección es un buen aliado, mira que me ocurrió por no usarlo y un polarizador tampoco puede faltar en tu equipo, te ayudará a eliminar reflejos y saturar los colores.

Si quieres ver el equipo que yo utilicé en Noruega aquí tienes el artículo.

Trineo de perros Noruega

Actividades recomendadas:

En la página de la Oficina de Turismo de Noruega encontrarás toda la información.