Imaginar que queremos fotografiar la Aurora Boreal o el cielo estrellado, en ambos casos nos encontraremos con muy poca luz y deberemos utilizar un tiempo de exposición de varios segundos, un diafragma abierto y una ISO considerable.

La regla del 600 determina el tiempo de exposición máximo para que las estrellas del cielo salgan nítidas y sin movimiento, la operación requiere dividir 600 entre la distancia focal, si por ejemplo utilizamos un 24mm el resultado sería 600/24= 25 segundos (tiempo máximo para que las estrellas no salgan movidas).

En el siguiente vídeo lo vemos en detalle: