Los que estáis atentos al Twitter ya sabréis que mi primeras impresiones sobre la Canon 6D no han sido del todo positivas, me baso sólo en un primer vistazo, en el sonido del obturador, en su construcción. En ningún momento puedo hablar de la calidad de sus imágenes ni de la precisión del enfoque ya que no la he podido probar correctamente.

Ayer por la tarde volví al stand de Canon con la intención de comprobar si reafirmaba mi primera impresión  y estuve un buen rato con la Canon 6D, otra vez. Junto con el nuevo 24-70 f/2.8 L II, que es más compacto y ligero, forma un buen equipo, el enfoque responde bien incluso en condiciones de poca luz y aunque subas a ISO 6400 las imágenes no tienen mala pinta en la LCD de la cámara (cuidado!), pero el aspecto y la sensación de la cámara en las manos denota su menor calidad de construcción. Incorpora una doble rueda de control que a priori no he encontrado del todo cómoda pero como os digo, mis comentarios se basan sólo en sensaciones y no hay pruebas técnicas que los abalen.

En el siguiente vídeo os dejo mis comentarios sobre este modelo: