Si hace unas semanas os presentábamos el Trípode Induro CT114 hoy, después de varias sesiones de trabajo, os cuento algunos detalles importantes.

El Induro CT114 es un trípode de fibra de carbono de tan sólo 1,3 Kg. de peso, con unas medidas de 1,5 m extendido, 50 cm plegado, con una capacidad carga máxima de 8 Kg. La rótula BHL1 pesa 400 gramos y puede soportar una carga máxima de 20 Kg.

El conjunto trípode-rótula está perfectamente equilibrado, de tamaño compacto y ligero con unas prestaciones que lo hacen válido para cualquier situación fotográfica.

El mecanismo para extender las patas es parecido al que ofrece Gitzo, simplemente debemos roscar y con un suave movimiento podemos liberar las diferentes secciones de las mismas, todo el sistema es resistente a las condiciones meteorológicas más exigentes. Podemos cambiar las puntas de goma por unas de acero inoxidable para que se adapten mejor al terreno. El CT114 dispone de una columna central reversible y el bloque central está construido en aleación de magnesio.

La rótula BHL1 es extremadamente suave y se comporta de forma precisa, aunque es una rótula ligera puede soportar una carga máxima de 20Kg., gira 360º y tiene un nivel de burbuja de aire que nos ayudará a equilibrar el sistema.

La zapata estilo Arca-Suizo acepta las placas y los soportes intercambiables de estándar industrial QR, además la rótula dispone de un control de tensión integrado.

Después de trabajar con este equipo tanto en la ciudad como en plena naturaleza, el Trípode Induro CT114 y la rótula BHL1 me han parecido un conjunto de gran calidad, con un tamaño, peso y prestaciones excelentes.