Los cámaras digitales y las redes sociales se han convertido en una brecha insalvable para muchos. Es cierto que la “crisis” no ayuda psicológicamente, y digo psicológicamente porque hay más oportunidades que nunca, tantas que se hace difícil focalizarlas.

Y cuando aún muchos no han digerido las cámaras digitales, nos hablan del Twitter y del Facebook, y nos dicen que es a través de estas redes sociales por donde debemos vendernos!

Comprendo la confusión en un sector en el que no hace tanto tiempo las cámaras duraban 20 años, lo digo por comentarios de clientes fotógrafos que miran de reojo todas estas novedades.

No puede ser que digas “abre el panel de control del Windows” y que te contesten que ¿dónde esta eso?; que para algunos sea un inconveniente  que las réflex graben vídeo, muchos pensaréis que no es posible, pero lo es; y eso se extrapola a las redes sociales, los softwares, las webs, veo cansancio y falta de ganas. Cuando aconsejas a algún cliente que se pase a Mac te dice “pero si no son compatibles” ei! que estamos en el 2.010, no puede ser que estemos aún con esas.

Las normas del juego son otras, lo de antes no vale, podemos discutir si la película analógica era lo más y que las cámaras digitales no valen para nada, pero perderemos el tiempo!

También podemos perder el tiempo discutiendo si las redes sociales son una moda pasajera o son un complemento del teléfono, mientras tanto, otros lo tienen claro.

Y si aquí nos obstinamos en mantenemos en el Jurásico, estaremos extinguidos en poco tiempo.

No estoy diciendo que la fotografía se limite a esto, ya sabemos que lo que importa es la luz, la expresión, los sentimientos, pero con eso no es suficiente.

Sigo oyendo lamentos, recuerdos, lo bonito que era.. Yo creo que ahora aún es igual o más bonito que antes, miles de personas hacen fotos, las comparten, se forman, conversan, discuten, las venden… La tecnología cambia constantemente y aparecen cosas sorprendentes constantemente; en Flickr puedes descubrir nuevos talentos a diario,
tenemos a nuestra disposición herramientas valiosas que nos permiten llegar a mucha gente, pero ¿tenemos ganas de hacerlo? ¿Lo necesitamos hacer?

Después de darle vueltas creo que el problema es totalmente psicológico y no tecnológico como muchos mantienen, pero necesitamos entender, estudiar y evaluar lo que nos hace falta. En Naturpixel trabajamos para estar al día, para probar estas nuevas tecnologías, para formar y asesorar a quien lo necesite y lo hacemos desde la pasión, porque hacemos lo que nos gusta.

Adelante.