periodicos.JPG

Interesante post que encontramos en el blog de Paco Elvira sobre el futuro de la prensa escrita.

Citamos textualmente:

De cara a la reunión del sábado 31 en La Garriga publico estas reflexiones. No tengo una bola de cristal para ver el futuro pero creo que con los datos que aporto se pueden extraer algunas conclusiones. He encontrado esta información sobre la publicidad en los medios en PR Noticias, dice así:

“La inversión publicitaria ha caído en los nueve primeros meses de 2009 un 27,5%, según el último i2p (Índice de Inversión Publicitaria) publicado por Media Hotline y Arce Media. Los medios más perjudicados en esta caída han sido Cine, Dominicales y Revistas- en todos ellos la caída supera el 35%. En el caso de la prensa siguen cayendo por sobre la media con un 28%, mientras que la Radio pierde un 17,3% e Internet gana un 2,6%. No obstante, los datos demuestra que las caídas comienzan a ser menos pronunciadas que en trimestres anteriores.

De esta manera, la crisis acumulada que está soportando el sector de la publicidad en estos años (2008 y 2009) va a suponer para Cine una reducción de ingresos del 80%;para Dominicales y Revistas un 45%, para prensa y exterior alrededor de un 40%, la Televisión va a perder un tercio de sus ingresos publicitarios mientras que la Radio, dentro de lo malo, solamente perderá un 22,7%.Internet es el único medio que va a terminar estos dos años creciendo, con una subida del 20,6%.”

También quiero destacar algunas frases de lo publicado porEnric González, el autor de Historias de Nueva York, en su columna diaria en El País y que titula Reconversión:

“Persiste la creencia de que la crisis de la industria de la información, o sea, de los periódicos, se debe a una transformación tecnológica, y que sólo hace falta trasladar el sector a un nuevo carril. Falso. La transformación tecnológica ha reventado las bases de la prensa tradicional y hay que cambiarlo todo. Lo de menos, ahora mismo, es la informática.
Los anunciantes no volverán a hacer cola ante los periódicos, ni volverán las ventas masivas. La publicidad funciona mejor en las redes sociales y el público se ha acostumbrado a obtener de forma gratuita la información que le apetece. Para sobrevivir, los diarios, en papel o en pantalla, deberán encontrar un tipo de cliente dispuesto a pagar una cantidad notable por un producto que les resulte atractivo. No imprescindible, a veces ni siquiera necesario: atractivo.”