costarica

Los consumidores de imágenes tienen mas dónde escoger y encima dónde están mirando (Getty ya ha descubierto el Flickr) resulta que pocos profesionales tienen visibilidad, al sol están, remugando intentando digerir el digital y la web 2.0, un entorno donde el aficionado que ha parido el digital se mueve como pez en el agua.
El otro día conocí a un “veterinario” que decía: “yo no soy fotógrafo profesional” trabaja con Getty, lo han seleccionado a través de Flickr dónde muestra su extenso trabajo.

El comentaba que simplemente le gusta la fotografía, que le dedica muchas horas, cuelga sus fotos en Flickr, geoposicionadas, con keywords, tags y toda la pesta. Encima participa en concursos… vaya se auto promociona!
El defiende su trabajo, sus horas invertidas aprendiendo Photoshop, sus horas de paseos buscando un buen encuadre… ahora las vende, eso quiere decir que un pro las dejará de vender?

Cómo el hay unos cuantos, sus trabajos son buenos y aunque no es su principal fuente de ingresos eso no quita las horas, el empeño y la calidad de su trabajo.

Detrás de estos va todo el resto de la manada, gente que en un fin de semana realiza 2000 fotos las cuelga “todas” en internet, que les pone hablar de las características técnicas, de la nitidez de su última óptica… y que llaman a las revistas de viajes para “ofrecer” y “regalar” sus imágenes del último safari.

Los que consumen imágenes tiene mas dónde elegir, en ellos esta ofrecer al consumidor final lo que demande (espero que sean imágenes inteligentes) , si nó se hundirán y con ellos el resto…

La inmediatez mató al fotógrafo.

RESUMEN:

Algunos pro están… “despistados”
Algunos aficionados están en todo
Muchos hacen muchas fotos
Y quién decide está indeciso