El resultado de fotografiar la luna en modo automático es decepcionante. La solución no es compleja, básicamente deberemos tomar el control de la cámara y seguir la receta de 1/125, f/11 e ISO 100.

Si el enfoque automático no acierta, podemos pasar al manual y enfocar al infinito. Usar un teleobjetivo, trípode y algunos consejos más que comparto en el siguiente vídeos, os ayudarán a fotografiar la luna.