Entender y configurar correctamente el modo y los puntos de enfoque es un tema esencial. Las opciones son básicamente 3:

  • Modo Manual
  • Modo simple AF-S
  • Modo continuo AF-C

Además deberemos seleccionar los puntos efectivos en el proceso de enfoque, este paso es importante para que la cámara responda de manera precisa.

Podemos trabajar con un punto central, un grupo de puntos, la matriz entera, con detección de rostros… cada una de estas opciones, serán más o menos efectivas, dependiendo de la escena que vayamos a fotografiar.

En el siguiente vídeo lo vemos con detalle: