Cuando tiramos en .jpeg la cámara realiza un revelado de la información captada, le añade saturación, contraste, etc

Fuji incorpora unos ajustes o simulaciones de película muy equilibrados.

  • Provia: es el estándar
  • Velvia: obtendremos más saturación, indicado para paisajes
  • Astia: ideal para retratos, color y contraste suave
  • Classic Chrome: color suave y contraste de sombras mejorado
  • Pro Neg. Hi: Retratos con contraste
  • Pro Neg. Std: Tonos de piel y gradaciones suaves
  • Acros: un blanco y negro potente (sólo en la Xpro2)
  • Monocromo: blanco y negro

Estas simulaciones no son más que los ajustes que la cámara aplicará a nuestros jpegs, el resultado en el caso de Fuji es bueno pero en mi opinión los podemos optimizar si lo que hacemos es tirar en Raw y luego aplicar estas mismas simulaciones de película en Lightroom.

No tendremos ninguna confusión, el propio Lightroom incluye los perfiles o simulaciones de película de Fuji que ya os he mencionado.

Tirando en raw obtendremos más y mejor información, sin perder la eficiencia de simplemente aplicar la simulación de película que deseemos y si es necesario, poder ajustar las luces, sombras u otros parámetros.

Aquí os dejo un vídeo en el que comparamos un raw vs. un jpeg (creo que este tema queda claro) pero por si alguien aún no lo sabía.

Recuerda: Curso de Lightroom en Barcelona el 9 de julio + info

Y en el siguiente vídeo vemos el proceso: