Rodelink Filmmaker graba audio profesional con la libertad de no necesitar cables, la calidad y sencillez de funcionamiento son sus puntos fuertes.

El sistema consta de un emisor con un micro de solapa (podemos conectar otro tipo de micros) y de un receptor con un soporte de zapata para colocarlo cómodamente sobre nuestra cámara fotográfica. Funcionan con pilas AA y una vez en “On” se sincronizan automáticamente y podemos empezar a trabajar. El radio de acción es de hasta 100 metros, emiten una señal de 2.4GHz con cifrado de 128-bit y dispone de 3 niveles de ganancia.

En el siguiente vídeo os cuento todos los detalles: