¿Dónde están los límites en los retoques fotográficos?

Hace unas semanas, dio mucho de que hablar aquella carta donde el director de fotografía de National Geographic decía “basta” a los excesivos retoques fotográficos que alteran la realidad. Decía “queremos ver el mundo con vuestros ojos, no con Photoshop” entre otras.

Es cierto que en fotografía, el uso de Photoshop y programas de edición es una actividad muy extendida pero ¿dónde están los límites?

Foto: Louish Pixel (Flickr)

Clasificaría los fotógrafos en 3 grupos:

Grupo 1. Los que hacen la foto pensando en la edición posterior.

Grupo 2. Los que invierten más tiempo en la creación que en la edición.

Grupo 3. Los que crean fotos y no editan.

De estos 3 grupos ¿cuál es la mejor opción? Partiendo de la idea de que la edición fotográfica ha existido siempre, incluso cuando la fotografía era analógica, personalmente creo que los 3 grupos de fotógrafos son completamente válidos y respetables según la finalidad que tenga su trabajo fotográfico. Esto se debe a que cada uno encuentra su estilo en la creación como en la edición según sus gustos e intereses.

Hay quien le encanta pasar horas delante del ordenador, editando fotos, manipulándolas, probando filtros, texturas… mientras que otros prefieren pasar esas horas esperando una luz especial y disfrutar de ese momento en persona empleando el menos tiempo posible frente a la pantalla.

Creo que lo mejor para ser un fotógrafo completo y con recursos, sería saber esperar el momento decisivo para hacer click, en principio, sin pensar en la manipulación posterior. Después de esto, ya tenemos nuestro archivo RAW donde somos libres de hacer todos los retoques que nos plazcan, y todas las copias y variables que se nos pasen por la mente, editándolas muy poco o haciendo grandes manipulaciones. En cambio, si tan solo nos limitamos a la opción de hacer fotografías para editar, sin tener en cuenta la luz ni el momento, el abanico de posibilidades fotográficas se cierra bastante, pero esta es una opinión personal.

Si la finalidad es mostrar una escena real, el límite del retoque está cuando editamos aquello que la cámara no ha podido captar, y editarlo de forma que podamos ver la foto de la misma forma que vimos aquella escena con nuestros ojos.

Si la finalidad es hacer algo creativo, personal o con cualquier otro fin, el límite lo pone nuestro gusto y estilo fotográfico.

Después de todo, ¿cuál es tu opinión? ¿Con qué grupo te identificas? ¿Añadirías alguno más?

Las novedades de Naturpixel en tu email!
Te mantendremos informado sobre nuevos cursos y recibirás información exclusiva.

Acerca de Ainara Garcia

Desde siempre ha sentido debilidad por la fotografía y los viajes. Estudió Imagen en la Escuela de Cine y Video de Andoain y después, hizo prácticas de fotoperiodismo en el diario Noticias de Gipuzkoa. A partir de entonces es fotógrafa freelance compaginando su trabajo en la prensa diaria con sus proyectos personales. En su blog personal "El Mundo a traves de un Visor" escribe sus vivencias fotográficas y viajeras, es la co-creadora de "Mujeres Fotógrafas" y ahora también colabora con Naturpixel.

7 Comentarios

  1. Una buena reflexión que siempre lleva cola Ainara!

    Siempre me ha sorprendido la actitud de aquellos que defienden que un pequeño ajuste en la edición puede comprometer la representación sincera de la realidad pero no se pronuncian respecto al blanco y negro. Mucha gente defiende que se puede representar la realidad en blanco y negro pero no con otras ediciones en color. Es esto defendible?

    Yo encajo en el grupo 1 puesto que intento sacar la máxima calidad a mis imágenes y creo que si no editamos perdemos mucha información. El grupo 3 lo compararía en analógico como si disparáramos nuestra cámara y reveláramos nuestras fotos de forma estándar directamente en cualquier tienda o cadena mayorista de fotografía, evitando el trabajo de laboratorio.

    El colmo fue una vez que escuché a un profesional defensor a muerte del grupo 3, que para poder conseguir sus propósitos sin utilizar Photoshop imprimía unos fondos con su impresora para poner detrás de los insectos que fotografiaba… Como solo hacía un clic con su cámara aquello no era hacer trampa, decía…

  2. Creo que un fotógrafo esta principalmente en el momento que esta tras el visor o la placa y esta incluyendo y excluyendo elementos y componiendo su imagen, aquí debe utilizar el mejor bagaje
    de conocimientos, cada cual lo va a hacer diferente, solo alguno será un creador.
    Generalmente el fotógrafo tiene habilidades de artesano y procesa la imagen ya captada para que salga del sensor y llegue a la pantalla o papel con la mejores cualidades (pudiera hacerlo y tal vez mucho mejor otro artesano que no fuese fotógrafo).
    En estos años se ha desarrollado mas el software para procesamiento que las cámaras de calidad Los constructores se han afanado más en vender millones de utilitarias cámaras, y muy pocos fotógrafos trabajan con una cámara de 8 X10 y obtienen la calidad y la textura que ya obtenían muchos clásicos en los años 40. A hablar “de chismes” se dedican los talleres, las revistas, las web
    y los fotógrafos aficionados y muy poco se muestra en imágenes. Por otro lado la publicidad ha mezclado y confundido en la reiteración el diseño con la imagen fotográfica y aquí aparecen las aberraciones del “retoque”.
    Tras todo esto diré que quiero ser un fotógrafo de los del grupo 2, me detengo a captar la imagen a buscarla entre el ojo y la cabeza, a asociar detalles, manchas de color y componer mi imagen. Después la sacare el Lr porque el procesado es mas lógico, y trabajo las zonas con Ps…poco a
    poco voy viendo la imagen en la pantalla y debe conservar la emoción del momento de la captura. Cada vez me ocupa mas el color como elemento esencial en la composición y la facilidad de la gestión del mismo hay que atribuírsela a lo digital.

  3. En mi opinion, este debate denota la riqueza que la fotografia digital nos aporta en este preciso momento, podemos hacer tantas cosas (incluido no hacer nada) que cada uno puede decidir lo que desea y hasta donde quiere llegar con su fotografia.
    Por supuesto hay que ser onscientes de los limites que, legitimamente imponen los jurados de concursos, editoriales, etc, donde se prima la realidad y el no-retoque.
    Partiendo de esta premisa,¿por qué criticar a quien quiere o puede aportar un plus a la foto sentado delante de un ordenador?, no le lleva su tiempo? como dice Joan,no requiere una pericia? no resulta atractivo a la vista ese resultado? pues a partir de las respuestas, que para mi son todas SI, yo creo que hay que hacer y dejar hacer a los demas con sumo respeto. Y lo demas son debates absurdos llevados al extremo (que es lo que les interesa a algunos). Saludos.

  4. Buen apunte Eduard sobre las fotos de los insectos con fondos “artificiales”. Sería interesante saber lo que opina la gente sobre ese tema. De hecho, en naturaleza hay muchos fotógrafos que utilizan esa técnica para fotografiar flora, aves… y así obtener un fondo uniforme.

  5. Sobre el fondo de papel que utilizan algunos para mejorar sus fotos, o los que sacan animales en cautividad o los que emplean filtros, o los que cambian los colores y texturas en el ordenador… a mi francamente me da igual, lo que me parece un fraude es que no lo digan cuando exponen una foto de esas. No es lo mismo estar horas o días esperando una luz especial en un atardecer, que ir a casa sentarse delante de la pantalla y tocar los colores para que sea un atardecer apoteósico. Ni estar días siguiendo una manada de caribús por ejemplo, que esperar tanquilamente a que habrán las puertas del zoo de turno. En el fondo lo importante es ser honrado primero con uno mismo y no tener miedo a explicar que tal o cual fotografía está realizado de determinado modo o en determinadas circustancias.. A parte de todo esto deberíamos definir lo que es retocar y lo que es revelar, procesar…porque creo que son cosas distintas. No soy de los de poner puertas al mar , ni mucho menos reglas que ya tenemos demasiadas que aguantar en nuestras vidas.
    Por cierto que yo sepa ese fotógrafo que insinuas, siempre informa si se han colocado fondos falsos en la toma o si se han utilizado filtros….

    salud.

  6. ¿Podríamos distinguir entre revelado fotográfico y retoque? Entendiendo por el primero la edición posterior de la fotografía sin modificar la fotografía inicial, con programas como Aperture o Lightroom o el revelado analógico, y el retoque ya sería ir un paso más allá con programas cómo Photoshop que permiten alterar-la.
    Cada uno entiende la fotografía desde un punto de vista muy personal, y utiliza las técnicas para transmitir a su manera. Personalmente soy más partidaria de plasmar la realidad, trabajando el revelado digital, no la manipulación.

    Salut.

  7. Soy aficionado a la fotografía desde hace relativamente poco y me ha sorprendido bastante lo extendido que está este debate en diversos foros, blogs, charlas, presentaciones… Y desde mi punto de vista no es un asunto tan complejo. En mi simplista opinión, en el momento en el que aparece una manipulación de la imagen en la que se hacen aparecer o desaparecer elementos y/o características distintas a las que había en el momento de tomar la imagen, ya no se puede hablar de fotografía tal cual. En esos casos, de lo que se debería hablar es de edición o creación de imágenes independientemente de que sea usando un formato digital o uno analógico. Y ojo, que no estoy diciendo que eso sea peor, simplemente es algo diferente. Para mi es como decir que la fotografía es pintura solo por que reproduce imágenes en un formato de dos dimensiones. No, son distintos métodos y formas de creatividad. Todas ellas igual de válidas. Unos plasman en dos dimensiones lo que ven o sienten mediante la combinación de pigmentos sobre papel, madera o lienzo, otros lo hacen mediante cámaras fotográficas y otros alteran o combinan las imágenes obtenidas previamente modificando su naturaleza. Cada una de estas facetas requiere de habilidades y conocimientos diferentes. Y cada una de ellas requiere de un gran esfuerzo para que el resultado sea atractivo, emocionante, chocante o lo que sea que el autor pretenda con cada trabajo.
    Con lo que estoy totalmente de acuerdo es con la necesidad ética de que se indique claramente como ha sido obtenida cada imagen que se expone al público. Y si, incluido el indicar si se han usado fondos artificiales o animales en cautividad o si es una escena representada por modelos/actores (como el caso de Doisneau). Es una cuestión de ser honesto. Luego queda en manos del espectador el valorar que le gusta más.

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>